10 cosas que me hubiera gustado saber antes de ir a mi primer TEDx

TEDxVitoriaGasteiz

El 1 de octubre de 2017, Juanita Wheeler, organizadora de TEDxBrisbane (antes llamado TEDxSouthBank), escribió este artículo para el blog de su evento. El artículo se hizo viral entre los organizadores de eventos TEDx del mundo. Le hemos pedido autorización a Juanita para traducirlo a español y aquí podéis ver el original. También nos hemos permitido alguna licencia (pequeña) al traducirlo para adaptarlo a TEDxVitoriaGasteiz.

 

Le pedimos a cada speaker de TEDxBrisbane (antes TEDxSouthBank) que escriba sobre su experiencia TEDx y comparta algo de su conocimiento. Este es mi escrito.

He estado involucrada con TED y TEDx desde 2012 a distintos niveles. He participado como audiencia en TEDxSouthBank, TED Global, TED Summit y un buen número de otros eventos TEDx en Australia. He sido defensora (un rol voluntario) y he dado incluso mi propia charla TEDx como speaker. Ahora soy la licenciataria y organizadora principal de TEDxBrisbane (antes conocido como TEDxSouthBank).

Esta involucración a distintos niveles y con diferentes competencias me ha enseñado muchas cosas. Estas son las 11 principales que me hubiera gustado saber antes de asistir a mi primer evento TEDx.

1. Abandona cualquier conocimiento preconcebido

Hay un mundo de diferencia entre ver las (inspiradoras, divertidas, conmovedoras, empoderantes) charlas TED online y asistir a un TEDx en persona. Siempre digo que si ver charlas TED online es como ver vídeos musicales, ir a un evento TEDx es como ir a un concierto de rock.

Los speakers que dan lo mejor de sí mismos son absolutamente cautivadores. Te llevan a un viaje por su mundo tal y como ellos lo viven, siempre y cuando vengas dispuesto a viajar. Te reirás cuando se rían, llorarás cuando lloren. Sentirás el máximo de sus máximos y el mínimo de sus mínimos. Si tienes intención de venir a ver de forma pasiva una serie de charlas, olvídate de esa idea. Ven preparado para ser llevado de viaje, y libre de ideas preconcebidas sobre lo que ese viaje puede implicar.

Y no esperes estar de acuerdo con todo lo que escuchas. TEDx es una plataforma para grandes ideas, que incluirá temas desafiantes y a los que te enfrentarás e inspirará conversaciones difíciles que nuestra comunidad necesita tener. El mundo ya tiene suficientes espectadores. Ven preparado para ser un participante.

2. No esperes una gratificación instantánea

Asistir a un evento TEDx puede cambiarte la vida. Cambió la mía. Pero no fue inmediato. No pasó ese mismo día. No vengas esperando que a las 5 de la tarde van a empezar los planes de tu nueva vida (no os riáis, que he escuchado a gente decirlo). Se parece más a estar exhausto con una mezcla extraña de emociones y experimentar lo que yo llamo «latigazo cerebral TEDx».  A lo largo de las distintas sesiones del TEDx, es probable que te enfrentes a charlas que resalten las mejores y peores actitudes y comportamientos humanos, lo mejor del bien y lo peor del mal. Verás cuán alto pueden ascender la dedicación y la perseverancia humanas y los enormes desafíos a los que aún se enfrenta la humanidad, y que están a la espera de ser resueltos. Para algunas personas, esta experiencia es abrumadora y puede llevarles algunos días, semanas o incluso meses procesar todo y decidir tomar parte.

3. Deja en casa las modernas y aislantes normas sociales

Hasta las personas más extrovertidas estamos condicionadas a abstenernos de empezar una conversación con un total desconocido en la cola del café. No se nos ocurriría acercarnos a alguien y preguntarle (de forma pragmática o existencial) por qué están aquí y cómo quieren cambiar el mundo. Bien, deja este condicionamiento social en casa antes de salir, porque este tipo de comportamientos son totalmente apropiados (e incluso esperados) en un evento TEDx.

Cuando veas a alguien solo, quizá chequeando las notificaciones de su teléfono (en serio o porque tratan de ocultar su soledad), sonríe, acércate a ellos y entabla una conversación o, si no, hazles una señal para que se sientan bienvenidos. El tiempo en TEDx es oro. Las conexiones que puedes hacer no tienen valor. No desperdicies ni un minuto en ser un florero o un humano moderno aislado digitalmente.

4. Aprovecha TEDx como una comunidad, no como un evento

Cuando salí de casa para asistir a mi primer evento TEDx, pensé que iba a un evento de un solo día. No podía estar más equivocada. Además del evento en directo, la presencia en redes sociales hace que cada TEDx independiente cree una comunidad los 365 días del año. Esto permite que las conexiones realizadas en el día florezcan y se mantengan y brinda la oportunidad de conectarse con las personas con las que no pudiste hablar el día del evento en sí, y también con asistentes de años anteriores.

Los miembros de una comunidad TEDx específica pueden seguir el progreso y apoyar los esfuerzos de los demás. Como en cualquier otra comunidad, uno saca lo que mete, pero si tenemos en cuenta que las comunidades independientes de TEDx en todo el mundo están formadas por el colectivo más apasionado, motivado y dedicado de personas, seguramente hablamos de, potencialmente, la comunidad más solidaria y mejor conectada de la que formarás parte. Así que únete a ella y participa online en el antes y el después del evento en directo.

5. Ten seguridad en ti mismo/a

Muchas comunidades TEDx usan un sistema de formularios para decidir quién puede asistir a sus eventos como público. Este sistema se enfoca en un determinado número de objetivos, que incluyen la gestión de la siempre creciente demanda de plazas limitadas y asegurar la diversidad de la audiencia.

Pero lo más importante es que a menudo también es una reflexión importante. Con tanta gente buscando entrada, los espacios son muy codiciados. Algunas comunidades rechazan a tres o más personas por cada entrada. Los organizadores son muy hábiles en la selección de sus participantes, por lo que si te han asignado un espacio, es que ha habido una buena razón. Así, cuando estés en ese auditorio, habla con otros asistentes y oradores con confianza. Tus ideas, las contribuciones que has hecho a tu comunidad hasta este momento, o las posibles contribuciones que podrías llegar a hacer en el futuro han llamado la atención de los organizadores. Estás en ese auditorio por algún motivo.

6. Gánatelo

Todos conocemos el famoso eslogan de TED: Ideas que merecen compartirse. He aprendido que las personas que sacan más partido de la experiencia TEDx son las que aprecian la oportunidad que tienen y la devuelven difundiendo las ideas que experimentan ese día en sus propias comunidades: a través de conversaciones, redes sociales, acciones…

Como me dijo un asistente, de forma elocuente, cuando se enteró de que se había rechazado a cuatro personas por cada persona que se había seleccionado:

“Necesito compartir cada una de estas ideas más lejos y más fuerte que las otras cuatro personas que podrían estar ocupando este asiento. Así es como me lo gano.”

7. A los speakers les encanta hablar de sus ideas

Obviamente, cada speaker es una persona única, pero en mi experiencia con speakers TEDx, están encantados de hablar sobre sus charlas, en las que han estado trabajando meses y en las que reflexionan sobre una idea que les apasiona. Así que no seas tímido y acércate a ellos entre sesiones, solo recuerda ser respetuoso y educado. (Por favor, recuerda que a los speakers quizá no les apetezca hablar en los 30 minutos previos a dar su charla potencialmente-única-en-la-vida o tampoco acerca de algo que hicieron hace 10 años y que no tiene ninguna relación con el tema de su charla TEDx).

8. No monopolices el tiempo de los speakers

Cuando un speaker te ha inspirado y has logrado evocar el (innecesario) valor para ir a hablar con él/ella, es muy fácil caer en una conversación profunda hasta el punto en el que se cruza la línea invisible y te conviertes en esa persona que está monopolizando al speaker. Lo sé porque yo he sido esa persona. Si tienes suerte y miras a tiempo de darte cuenta que estáis formando un círculo de más de 20 personas alrededor vuestro, esperando a que acabes esa interminable conversación para empezar la suya. Si no tienes suerte y permaneces inconsciente a tu entorno, quizá te vayas a casa sin saber que eras esa persona (pero el resto sí lo sabrán).

Así que vete a hablar con los speakers apasionadamente, pero sé consciente de que otros también quieren hablar con ellos (N.B.: me encantaría pedir disculpas a las más de 20 personas que querían hablar con Paul Verhoeven en TEDxSouthBankWomen 2013. Espero haberme ido a tiempo de que pudieran sacar algo de este genio por vuestra cuenta).

Un gran consejo si quieres irrumpir en una conversación grupal con un speaker podría ser decirle educadamente a éste si quiere tomar algo. Un joven me lo hizo a mí en 2014 y regresó con un refresco (detalle por el que le estuve eternamente agradecida) y en ese momento pasó a formar parte de la conversación de grupo. Bien hecho.

9. Las charlas no son lo mejor

La gente me mira de forma escéptica cuando les digo que las charlas no son lo mejor de asistir a un evento TEDx. No me malinterpretéis, las charlas son increíbles y nada se puede comparar a la energía que hay en una sala que experimenta oratoria convincente en directo. Ese momento en el que tanto tú como la persona que está sentada a tu lado estáis aguantando la respiración o secándoos una lágrima a la vez.

Pero es que no solo hay charlas. Es un día entero lleno de creación de conexiones importantes con personas que comparten la pasión y la dedicación para hacer de este un mundo mejor. No gente que se sienta en el sofá a esperar, sino personas que consiguen que pasen cosas.

10. No lo desperdicies

Este último consejo seguramente es el más importante.  Y aunque no quiero rememorar El Club de los Poetas Muertos, «carpe diem», «aprovecha el momento», si has conseguido una entrada para un evento TEDx, y, por tanto, se te ha invitado a formar parte de esta comunidad, también tienes una oportunidad única para tomarte un respiro y repensar el mundo y tu rol en él. No lo desperdicies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *