Cristina Gutiérrez, alias Tortu, nació en Burgos en 1991. Comenzó a andar en una moto de 50cc a los 4 años, luego en un kart, y finalmente, cuando tenía 18 años, se mudó a vehículos todoterreno, modalidad donde, luego de haber sido española Campeona por tres años consecutivos, se convirtió en la primera mujer española en terminar el Rally Dakar, una de las carreras más exigentes del mundo.
Consciente de que se mueve en un reino, el mundo del motor, dominado principalmente por hombres, la mayoría de ellos con más experiencia que ella, y con un promedio de 40 años en el Dakar, defiende que lo que cuenta más es el tiempo.
Deportista, bonita, solidaria; prudente pero decidido; femenina, ambiciosa y ganadora, ama la caída y los batidos, y participa en causas benéficas como Tempoko.
Más que eso, combina su pasión con su carrera como dentista.
Seguidor y admirador de otro deportista, como Rafa Nadal. Inspirado por Fernando Alonso y Jutta Kleinschmidt en el mundo del motor, estuvo marcada por el libro “La Vida es un Regalo” de María de Villota.
Más de 32,000 seguidores a su página de Facebook, más de 7,100 a su Instagram @cris_tortu, y muy activa también en Twitter como @cristinagutierrez.
Cuando era niña, soñaba con saltar de las dunas y conducir por pistas complicadas. Hoy, puede asegurar que ha hecho su sueño realidad.